La Liga Posadeña celebra su 83º aniversario

El fútbol posadeño en sus comienzos estaba dividido entre la Asociación Posadeña de Fútbol y la Federación Misionera de Fútbol, entidades que en las primeras décadas del siglo pasado dividía a los amantes del más popular de los deportes.
Pero en 1935, precisamente desde el 22 de abril, tras muchas negociaciones y ganas de encauzarlo bajo una sola organización pasó a llamarse Liga Posadeña de Fútbol. Se reunían en las oficinas del Juzgado de Paz, Registro Civil, oficina Enroladora y Créditos Prendarios, a cargo de Cayetano Castelli, ubicada en 3 de Febrero, entre San Martín y Sarmiento, y asistían en esa época Antúnez y Alonso (Brown), Wies y San Martín (Atlético For Ever), Eiguren y Reinoso (Unión), Angeloni y Guenín (Mitre), Rodríguez y Florentín (Atlético Posadas), Alonso (Independiente) y el titular de la Liga Posadeña, Cayetano Castelli.
Desde 1935 a la fecha se disputaron los campeonatos oficiales en forma ininterrumpida y en forma paralela, de acuerdo a las circunstancias, distintos mecanismos para mantener en actividad a las entidades afiliadas.

Repasando la historia
La actividad futbolística en la capital misionera se remonta a 1912, cuando se funda el Club Atlético Posadas, el “Decano” de las entidades deportivas en la provincia y luego el club Jorge Gibson Brown en 1916, en ambos casos por las incipientes manifestaciones futbolísticas que no habían alcanzado su explosión, salvo aquellos pioneros como el América For Ever, el Posadas Atlhetic Club y el Centenario.
Recién el 20 de noviembre de 1920 se funda la Liga de Fútbol de Posadas, en Félix de Azara, entre Sarmiento y San Martín, con la afiliación de los clubes: Atlético Posadas, América For Ever, Sportivo Colombo, Atlántida y Jorge Gibson Brown, que de esa manera pasó a ser la primera entidad futbolística organizada.
Tras cinco años de actividad, en 1925 se disolvió la Liga de Fútbol de Posadas y luego de un año de inactividad, en 1926 se fundó la Asociación Posadeña de Fútbol, dirigido por José González Darré y Cayetano Castelli.
En 1933, aparece la Federación Misionera de Fútbol, presidido por Aníbal Cambas, que agrupaba a Atlético Posadas, América For Ever, Sportivo Peñarol y Jorge Gibson Brown de Posadas; Indiano y 2 de Febrero de Candelaria, Libertad y Sportivo de San Ignacio, Atlético Oberá de Oberá, Ferrocarril y Atlético Apóstoles, Hércules y Fluvial de San Javier, Atlético San José, Atlético Concepción, de Concepción de la Sierra, Santa Inés, Bonpland y Cerro Corá, del interior.
Pero en 1935, tras muchas negociaciones y ganas de encauzarlo bajo una sola organización pasó a llamarse Liga Posadeña de Fútbol, entidad sin fines de lucro, de carácter amateur, con Personería Jurídica A-26, otorgado por Decreto Provincial 1.628, el 26 de junio de 1957.
Como producto de la fusión entre la Federación Misionera y la Asociación Posadeña de Fútbol, quedaron exclusivamente bajo su jurisdicción a los siguientes equipos: Atlético Posadas, América For Ever, Jorge Gibson Brown, Sportivo Peñarol, Independiente, Bartolomé Mitre, Deportivo Unión, Huracán, Asociación Racing Club y Guaraní Antonio Franco.
El primer presidente de la flamante Liga Posadeña de Fútbol fue Cayetano “Cayé” Castelli, y se reunía en las oficinas del Juzgado de Paz, Registro Civil, oficina Enroladora y Créditos Prendarios, ubicada en 3 de Febrero, entre San Martín y Sarmiento.
Cada uno de los presidentes le fue otorgando su personal sello al frente del ente rector del fútbol capitalino, que desde esa unificación, ya nunca más tuvo problemas en su organización o en la conducción, como en sus comienzos.

Fuente: Julio López, historiador.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *