Los clubes mejoran sus instalaciones con esfuerzo propio

El ejemplo más claro es el de Sporting, que esta semana logró habilitar su cancha para jugar como local el Federal C, gracias a su dirigencia y al apoyo de la Municipalidad de Santo Pipó.
Pero también Atlético Posadas comenzó la refacción de su campo de juego y, en Jorge Gibson Brown, comenzaron los trabajos para remodelar los vestuarios y el propio terreno de Villa Urquiza.
Es para destacar el esfuerzo que están haciendo estas entidades afiliadas a la Liga Posadeña, que no reciben la ayuda oficial.

La imagen puede contener: cielo y exterior

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *